Estepona aprueba el nuevo Plan de Obras de Infraestructuras Hidráulicas, que incluye una desaladora para hacer frente a la sequía

0
861

El Pleno de la Corporación del Ayuntamiento de Estepona ha aprobado el nuevo Plan de Obras de Infraestructuras Hidráulicas y la redistribución del programa de obras planificadas en el canon de mejora de infraestructuras hidráulicas vigente para el periodo 2021-2030, incorporando nuevas actuaciones necesarias; así como la prórroga temporal de este canon hasta el final de concesión del servicio público de agua y alcantarillado, que lleva a cabo la empresa Hidralia, que se producirá en 2042.
Se trata de una medida derivada de la declaración por parte de la Junta de Andalucía, el pasado octubre, de la entrada en situación de escasez grave y excepcional sequía del sistema Costa del Sol occidental. Estas obras incluyen actuaciones en captaciones de agua, en garantía de suministro de agua, con el proyecto de adquisición e instalación de desaladora de agua marina contenerizada y con sistema de placas fotovoltaicas; así como actuaciones en el telemando y telecontrol y calidad de las aguas de los servicios de abastecimiento y en estaciones de bombeo de agua potable. Todas las obras previstas hasta 2042 en este plan están estimadas en un total de 43 millones de euros, cantidades que se ajustarán en cada momento con los correspondientes proyectos de ejecución. Todo ello no excluye que el Ayuntamiento pueda obtener otra financiación supramunicipal para la ejecución de estos proyectos.
Estos proyectos se irán realizando en función de su necesidad y urgencia para garantizar el abastecimiento y el servicio al ciudadano. En este sentido, acometer con la mayor celeridad posible la instalación de la desaladora resulta prioritario dentro de este plan de actuación municipal. Al respecto, el municipio de Estepona cuenta ya con el proyecto elaborado por la empresa Hidralia, que consiste -de forma inicial- en la construcción de una desaladora contenerizada en la desembocadura del río Castor.
Se trata de una planta de tratamiento del agua que reduce costes y tiempo de implementación al constar de módulos prefabricados. De forma que, un corto plazo de meses se podría disponer de esta infraestructura, que podría estar en funcionamiento a corto plazo, si se dispone de las autorizaciones necesarias. Además, estará alimentada por placas fotovoltaicas que permitan alcanzar la práctica autosuficiencia energética durante todo el proceso de tratamiento del agua. Contempla una producción original de 20.000 m3/día, ampliables en el futuro a 30.000 m3/día. Para ello se instalarán dos módulos de 10.000 m3, ampliables con un tercero.
Este canon de mejora de infraestructuras hidráulicas, que ya se encontraba incluido en el recibo del agua de los vecinos desde 2006, conlleva una disponibilidad presupuestaria obtenida al aplicar un precio proporcional a los metros cúbicos de agua consumidos para con ello ejecutar obras de infraestructuras de abastecimiento de agua potable en el municipio de Estepona. La propuesta de prórroga temporal del periodo del canon de mejora hasta la finalización de la concesión del servicio que presta Hidralia, en 2042, mantiene los costes e importes a sufragar por los usuarios por el consumo de agua, no creándose, por tanto, ningún tipo de nueva tasa que encareciese el recibo.
Los ingresos procedentes de este canon son finalistas y se han empleado en la última década para ejecutar las obras comprendidas en los planes directores de los servicios de abastecimiento de agua potable y de alcantarillado. Entre estas actuaciones destacan la reciente ejecución de la obra de ampliación de la capacidad de almacenamiento de agua potable del depósito de Las Mesas, que ya está culminada y que va a dotar a la ciudad de una mayor independencia hídrica, al haber generado el mayor depósito de agua que tiene la ciudad, con una nueva instalación que ha multiplicado por 15 la capacidad del antiguo depósito existente.