Críticas del sindicato de Médicos de Málaga a la situación sanitaria en la Costa del Sol

0
69

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) ha celebrado esta mañana
en la sede del Colegio de Médicos de Málaga en Marbella una rueda de prensa
en la que ha explicado a los medios de comunicación la situación sanitaria del
Distrito de Atención Primaria Costa del Sol, uno de los que más déficit de
facultativos tiene en la provincia malagueña, así como de infraestructuras,
además de los peor gestionados en los últimos años.

Personal médico
Hace escasamente un año y medio este sindicato realizó un estudio en relación
con las necesidades reales de médicos de familia y pediatras de atención
primaria para adecuarlas a las ratios deseables y prometidas por la Consejería
de Salud en este Distrito Sanitario (1.500 para médicos de familia y 1.000 para
pediatras). La población de alta en la base de datos en ese momento era de
523.757 usuarios, aproximadamente. Los resultados ponían de manifiesto los
siguientes datos, en cuanto a los centros de salud se refiere: médicos de
familia, 35; pediatras, 6.
Durante el 2023, y tras diversas reuniones con la dirección gerencia, se recibió
la comunicación que se habían autorizado únicamente 22 de los 35
desdoblamientos de cupos necesarios para médicos de familia y 1 solo de
pediatras de atención primaria, es decir, un incremento de plantilla claramente
deficiente.
En el momento actual, ninguna de estas nuevas plazas se ha hecho efectiva y
únicamente existe un silencio administrativo absoluto al respecto. Lo que pone
de manifiesto la incompetencia y la dejadez tanto de la dirección gerencia como
la del Servicio Andaluz de Salud con este distrito sanitario.

A modo de ejemplo, tenemos el centro de salud de Sabinillas:
– 6 cupos en Sabinillas y 1 compartido con Casares.
– 1 cupo sin abrir.
– Todos los cupos de Sabinillas por encima de 2.300 Tarjetas Ajustadas por la
Edad (TAEs).
– Un solo pediatra que cuando se encuentra ausente condiciona que los niños
deban ser vistos por los médicos de familia.
-Consultorio de Manilva, 2 cupos; y en Casares, 1,5 cupos (el 0,5 compartido
con Sabinillas).
Consecuencias:
– La lista de espera que se genera con demoras, en ocasiones, de 15 días o
más.
– Los médicos en cuanto pueden se marchan por la sobrecarga laboral y los
contratos de mes en mes.
SUAPs
Mención especial merecen los Servicios de Urgencia de Atención Primaria
(SUAPs) que, en número de 6, se encuentran adscritos a las Zonas Básicas de
Salud a lo largo de todo este distrito, desde Estepona a Torremolinos, y que
sufren la carencia crónica de personal médico.
En los planes del distrito y el SAS no se ha contemplado ningún aumento de
plantilla para los mismos, lo cual los convierte en centros masificados,
especialmente en determinados periodos del año: verano, puentes o brotes de
enfermedades invernales como la gripe e incluso covid. Durante prácticamente
dos años, los SUAPS no han estado dotados de dirección de unidades y
viviendo un auténtico caos.
A esta situación hay que sumarle la desigualdad de recursos en relación con la
población asignada. Como ejemplo está el SUAP de Las Lagunas, único en la
ZBS de Fuengirola-Mijas, que cubre una población adscrita aproximada de
147.000 personas (1 médico por cada 7.350 usuarios), mientras que San
Miguel cubre una población de unos 64.000 (1 médico por cada 4.580
usuarios). Ambos cuentan solo con dos ambulancias medicalizadas. Además,
dispone de CHARE de Referencia con dispositivo de urgencias dotado con
medios hospitalarios en Benalmádena. Así pues, ya no se trata únicamente de
aumentar las plantillas y dotaciones de ambulancias sino también de realizar
una distribución equitativa de los medios disponibles en función de la población
asignada y la demanda soportada.

Organización funcional
Tras el acuerdo firmado por este sindicato con la Consejería de Salud en mayo
de 2023, se establece como debe realizarse la organización funcional de los
centros de salud, con un máximo de 35 pacientes diarios (asistencia presencial,
telefónica, visitas domiciliarias, programas de salud) para los médicos de
familia y 25 para los pediatras de atención primaria. Para subsanar el exceso
de pacientes se crean las continuidades asistenciales, fuera del horario normal
de los profesionales. Muy a pesar de esta mejora, a los profesionales y
usuarios se siguen dando situaciones de sobrecarga asistencial en los centros,
dado que en ningún momento se contemplan sustituciones de los médicos
cuando se encuentran en situación de baja laboral, en periodos vacacionales,
días de asuntos propios e incluso en situaciones de permisos de maternidad y
lactancia y reducciones de jornada.
Si esta situación es difícil ya para los centros de salud, empeora mucho más al
referirnos a los consultorios locales en los que no se establece ningún límite en
cuanto al número pacientes que deben ser atendidos, en mucho de los cuales
tienen que atender también a niños, y, por supuesto, deben atender a todo
paciente que acude en situación de urgencia. Esto hace que dichos puestos se
conviertan en auténticos puntos de muy difícil cobertura, como lo son también
los dispositivos de urgencias y algunos centros de la costa occidental.
Discriminación económica
Para los gestores, la atención primaria siempre ha sido “el patito feo” del
sistema sanitario, a pesar de lo que expresan en los medios de comunicación,
con una falta de dotación en todos los aspectos a pesar de que los
profesionales, si contasen con los medios adecuados, serían capaces de
resolver el 80% de los problemas médicos.
Cuando hablamos en el ámbito sanitario de Formación, Responsabilidad y
Penosidad (FRP) en el trabajo, todos entienden su significado y son capaces
de situar, como así ocurre en los hospitales, a los profesionales médicos en el
vértice de la pirámide y el SMM cree que debe ser así y ser recompensados
económicamente en función de ello. En atención primaria no es así, y los
médicos ocupan la base, por debajo de todas las categorías profesionales
existentes en el ámbito de trabajo.

Hay que recordar lo que cobran los compañeros de hospital y el resto de las
categorías de atención primaria:
FRP en atención primaria
Médico de familia, 106,89€; enfermera de familia, 562,25€; enfermera no EIR,
468,45€; administrativo, 399,48€; celador, 371,80€; limpiadora, 371,77€.
FRP en atención hospitalaria
Facultativos, 786,89€; enfermera EIR, 716€; enfermera no EIR, 622,21€; el
resto de las categorías tienen equiparación salarial.
Debido a esta situación tan denigrante para los médicos de atención primaria,
este sindicato se negó a firmar el acuerdo sobre atención primaria aprobado en
la mesa sectorial de Sanidad el pasado año y ha puesto en marcha, bajo la
supervisión de nuestro gabinete jurídico, diversas
reclamaciones administrativas que con toda probabilidad acabarán por vía
judicial.
Renovación de contratos
De enorme desastre se puede calificar la situación vivida en estos días atrás en
relación con las renovaciones de contratos pendientes que finalizaban a 31 de
enero, hasta tal punto que muchos profesionales no sabían si debían o no
continuar con su actividad profesional el 1 de febrero al no haber sido llamados
para la firma. A esto le llaman fidelizar a los escasos médicos que disponemos.
Gestión
Durante prácticamente dos años no se ha dotado de dirección a las dos
unidades de gestión clínica de urgencias (SUAPs), con el consiguiente
descontento del personal adscrito a ellas, en cuanto a la gestión y organización
de turnos, incidencias… que han afectado y afecta a la conciliación familiar y a
la sobrecarga, no sólo laboral, sino también psicológica de los médicos.
-La organización de recursos de los SUAPs no ha sido atendida ni
reorganizada en ningún momento.
-Las plazas dotadas de profesionales médicos para los centros de salud ni
están ni se las esperan, y mucho menos las de urgencias.

-La gestión de los contratos programa, sobre todo en los SUAPs, ha sido y está
siendo desastrosa con una importante pérdida económica de los profesionales.
Infraestructuras
De todos es conocido el déficit crónico de infraestructuras sanitarias en el
distrito desde hace décadas. En estos últimos años estamos asistiendo a
algunas mejoras en ellas, aunque en el momento actual aún no se encuentran
finalizadas, como es el caso del centro de salud de los Pacos o el nuevo centro
de salud de Ricardo Soriano en Marbella.
En otros centros se han iniciado algunas obras de ampliación, caso de
Carihuela, Los Boliches o Albarizas. Todas ellas de necesidad vital, pero
consideramos que son claramente insuficientes.
Centros como San Miguel, Fuengirola oeste, Leganitos y la creación de un
CHARE u organismo similar en la ZBS de Fuengirola-Mijas, de la que llevamos
décadas oyendo.
El centro de salud de Estepona oeste adolece de falta de consultas, siendo
instalaciones antiguas que hay que reformar y, sobre todo, ampliar.
El consultorio de Cancelada: falta espacio en general, zona de recepción, sala
de espera que en realidad es como un pasillo ancho, consultas médicas y de
enfermería. Deberían hacer uno nuevo ya que su ampliación parece inviable y
se ha tratado el tema desde hace varios años, pero no se hace nada.
El centro de salud la Lobilla se está quedando pequeño, y ya han hecho obras
para sacar algunas consultas de espacios comunes.
El consultorio de la Campana: se ha quedado pequeño, aunque hay un
proyecto para ejecutar uno nuevo, pero se desconoce para cuando.
Así pues, en la hipotética ampliación de plantillas antes comentada con 22
plazas, 5 de ellas serían imposibles por falta de espacio físico para ellas:
Cancelada, Benahavís, la Campana, las Chapas y Ojén. Todo un despropósito
difícil de aceptar y entender en una situación de enorme déficit de dotaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí